El mantenimiento de climatización industrial tiene como objetivo la conservación de las instalaciones mediante revisiones periódicas y reparaciones que garanticen su buen funcionamiento y fiabilidad. El mantenimiento preventivo evita los fallos en los equipos, antes de que ocurran. Además de mejorar la eficiencia de los equipos y por tanto los consumos.